Como maquilladora entiendo que en tu día a día no suelas recurrir a una maquilladora profesional, sino que seas tú misma la que te saques partido e intentes maquillarte a diario. Por este motivo, también imparto cursos de automaquillaje.

Sin embargo, hoy te quiero contar los beneficios que tienen contratar los servicios de una maquilladora profesional para un día especial, para tu graduación, para tu boda o la de un ser querido o simplemente porque un día te apetece.

Ventajas:

– Ponerte en manos de una profesional implica que va a conseguir que tu maquillaje permanezca intacto durante al menos 10 horas.

Conoce los mejores trucos. Siempre va a estar a la última en cuanto a técnicas, tendencias o los tonos.

– Utilizamos los mejores productos. Invertimos en los mejores productos para obtener los mejores resultados. Asique la inversión que realizas en contratar a una profesional es doble ya que obtendrás buenos resultados y buenos productos.

-Sabrá sacarle partido a tu belleza. Una maquilladora de esta categoría siempre sabrá qué destacar de tus facciones para que luzcas impresionante.

No pierdas tiempo. Por ejemplo, si vas a acudir a un gran evento siempre son muchos los preparativos: vestimenta, pelo, complementos, imprevistos de última hora… Aunque sepas manejarte en un día así probablemente necesitarás más tiempo del que dispones y puede que los nervios te jueguen una mala pasada y tengas que desmaquillarte y empezar de cero. Contratando a una maquilladora profesional ella realizará todo el trabajo y además está acostumbrada a luchar contra corriente pero haciendo un trabajo impecable.

Lucir radiante en las fotos. Hoy en día con la tecnología existente no hay evento en el que una se libre de una buena tanda de fotografías. Ya sea proveniente de los móviles o las cámaras del resto de los invitados.

Ahora que ya conoces las ventajas de contratar una maquilladora profesional no dudes en ponerte en contacto conmigo para cualquier evento.